GRITA MUY FUERTE

Literatura prevención del abuso sexual infantil

El arte de convivir

PRESENTACIÓN

EL CUENTO INFANTIL

ACTIVIDADES ESCOLARES

ORGANISMOS

MANIFIESTO

EVALUACIONES

VIDEOS DE MAESTROS

Pues cuando alguien hace algo que no te gusta, tienes que decirle que pare. Y si no para, entonces gritas muy fuerte hasta que vengan a ayudarte. No tienes que dejar que te hagan tanto daño" (¡Estela, grita muy fuerte!, Isabel Olid, Editorial Fineo)

Sofi describe la historia que más le gustó en sus vacaciones

COMPRAR LIBRO

Presentación

La creación de este proyecto nace a partir del cuento ¡Estela, grita muy fuerte! , cuento de prevención del abuso sexual infantil donde la autora, Isabel Olid, ofrece a los niños y niñas una herramienta para enseñarles a hacerse respetar.

A partir de esta historia, el Programa pretende llegar a colegios, bibliotecas, escoletas, centros de acogida, etc. para, a través de un cuentacuentos y otras actividades que lo acompañan, explicar a niños y niñas la historia de Estela y transmitirles las habilidades para que puedan detectar situaciones de riesgo y actuar ante ellas.

Acompañando al cuentacuentos y para profundizar y ampliar el mensaje que se da a partir de éste, ofrecemos la guía didáctica ¡Grita muy fuerte!. Se trata de un material para que niños y niñas puedan identificarse en diferentes situaciones de maltrato y abuso y aprendan a reaccionar.

 

 

 

Objetivos

Con este trabajo pretendemos que los niños y niñas adquieran confianza en sí mismos para que, ante situaciones adversas, sean capaces de evaluar el peligro y encontrar la ayuda necesaria.

 

Los objetivos del programa son:

  • Prevenir las situaciones de maltrato infantil en general y de abuso sexual infantil en particular.
  • Contribuir a la cultura del respecto de los derechos humanos de los niños; así como el respeto del propio cuerpo y el de los otros.
  • Transmitir las herramientas y habilidades para que los niños y niñas se defiendan y se hagan respetar ante cualquier situación que no les guste.
  • Ayudar a los niños y niñas a identificar a la o las personas de confianza a las que puedan explicar lo que les ha sucedido y pedirles ayuda.
  • Fomentar la comunicación entre los niños y los adultos.

Meta

Proporcionar a los niños, como parte fundamental de su educación, los instrumentos y estrategias necesarias que les permitan cuidar de sí mismos en su entorno cotidiano y que conozcan el valor de denunciar. Esto con el único propósito de que, en un modelo de igualdad y respeto, aprendan a proteger su integridad física, emocional y espiritual.

Marco teórico de apoyo

 

Realidad sobre el maltrato y el abuso sexual infantil

Solemos enseñar a los niños y niñas que deben obedecer a las personas adultas, ya que los adultos siempre tienen la razón y saben lo que está bien; sin embargo, no todos los adultos merecen la confianza y el respeto de los más pequeños y casi nunca los alertamos a defenderse de ellos, menos aún cuando ese adulto es una persona cercana.

 

En el mundo, millones de niños y niñas son maltratados y/o abusados por quienes son responsables de cuidarles y protegerles. Un ejemplo de ello es la utilización del castigo físico como un modo correctivo de la conducta que, hoy en día, en muchas familias se sigue empleando. Las agresiones en el seno familiar, por sí mismas, atentan contra la concepción socialmente compartida de la familia como un espacio de comprensión y apoyo mutuo; situación que provoca fuertes restricciones emocionales y cognitivas en la comunidad a la hora de identificar, señalar o modificar estas situaciones.

 

Lamentablemente, el mensaje que recibe el niño o niña víctima del maltrato y/o del abuso es que la agresión y la violencia son comportamientos aceptables y que las conductas abusivas y de sometimiento son un modo para hacerse valer en la sociedad. Por tanto, el abuso sexual infantil y los malos tratos son un problema de la comunidad, son un problema colectivo.

 

¿Qué es el maltrato infantil?

El maltrato infantil se define como acción, omisión o trato negligente, no accidental, que priva al niño o niña de sus derechos y su bienestar, que amenaza y/o interfiere su ordenado desarrollo físico, psíquico o social, y cuyos autores pueden ser personas, instituciones o la propia sociedad.

 

Dentro del concepto “maltrato infantil” se establecen distintas categorías en función de diferentes variables:

 

  • 1. Maltrato físico. Cualquier acción no accidental por parte de cuidadores o padres que provoque daño físico o enfermedad en el niño o niña o le coloque en grave riesgo de padecerlo.
  • 2. Negligencia y abandono físico. Situación en las que las necesidades físicas básicas del/la menor (alimentación, vestido, higiene, protección y vigilancia en las situaciones potencialmente peligrosas, educación y/o cuidados de salud) no son atendidas temporal o permanentemente por ningún miembro del grupo que convive con el niño o niña.
  • 3. Maltrato y abandono emocional. Cualquier acción (rechazar, ignorar, aterrorizar, insultar, aislar, etc.) o inacción (privación de sentimientos de amor, afecto, seguridad, etc.) de un padre o madre o cuidador que tienda a agredir psicológicamente a un niño o niña.
  • 4. Abuso sexual. Se define como “…Contactos e interacciones entre un niño o niña y un adulto cuando el adulto (agresor) usa al niño o niña para estimularse sexualmente a él mismo, al niño o niña o a otra persona. El abuso sexual puede ser también cometido por una persona menor de 18 años cuando ésta es significativamente mayor que el niño o niña (víctima) o cuando el agresor está en una posición de poder o control sobre otro.” Definición aportada por National Center of Child Abuse and Neglect (1978).
  • 5. Maltrato perinatal. Definido como aquellas circunstancias de la vida de la madre, siempre que haya voluntariedad y negligencia, que perjudican el embarazo y al feto.
  • 6. Síndrome de Munchausen por poderes. Es un cuadro patológico en el que el padre o la madre (mayoritariamente son las madres) generan voluntariamente lesiones al niño o niña, para hacerle pasar constantemente por enfermo. Puede llegar hasta el extremo de darle muerte.
  • 7. Maltrato institucional. Cualquier legislación, programa o procedimiento, ya sea por acción o por omisión, procedente de los poderes públicos o privados y de la actuación de los profesionales al amparo de la institución, que vulnere los derechos básicos del menor. Se incluye la falta de agilidad en la adopción de medidas de protección o recursos.

Hay que destacar que los distintos tipos de maltrato que aquí nombramos suelen aparecer combinados unos con otros, es decir, no suelen aparecer aislados, excepto en el caso de la negligencia.

 

¿Qué es el abuso sexual infantil?

Dentro de la concepción de abuso sexual infantil (ver definición en tipos de maltrato infantil), destacamos las siguientes categorías:

 

  • Abuso sexual. Cualquier forma de contacto físico con o sin acceso carnal, con contacto y sin contacto físico realizado sin violencia o intimidación y sin consentimiento. Puede incluir: penetración vaginal, oral o anal, penetración digital, caricias o proposiciones verbales explícitas.
  • Agresión sexual. Cualquier forma de contacto físico con o sin acceso carnal con violencia o intimidación y sin consentimiento.
  • Exhibicionismo. Es una categoría de abuso sexual sin contacto físico.
  • Explotación sexual infantil. Una categoría de abuso sexual infantil en la que el abusador persigue un beneficio económico y que engloba la prostitución y la pornografía infantil (trata para la explotación sexual, turismo sexual, prostitución y pornografía infantil).

Es fundamental no concebir el abuso sexual como una cuestión únicamente concerniente a la sexualidad del individuo, sino también como un abuso de poder, muchas veces debido a la asimetría de edad entre abusador y víctima. El “poder” no siempre asoma por la diferencia de edad, sino también por otros factores. Una persona tiene poder sobre otra cuando le obliga a realizar algo que ésta no desea, sea cual sea el medio que utilice para ello: la amenaza, la fuerza física, el chantaje, la manipulación. La persona con poder está en una situación de superioridad sobre la víctima que le impide su libertad.

 

En el caso del abuso sexual entre iguales es una realidad a la que no debemos cerrar los ojos. En este caso, la coerción se produce por la existencia de amenazas o porque hay seducción, pero la diferencia de edad puede ser mínima o inexistente. Aún así, se consideraría abuso sexual.

 

¿Qué conductas se consideran abuso sexual infantil?

Comportamientos sexuales con contacto directo:

  • Tocar a un menor en sus genitales para obtener un placer sexual.
  • Hacer que el menor toque los genitales del abusador o mutuamente.
  • Introducir objetos o partes del cuerpo, como dedos, lengua o pene, en la vagina, boca o ano de un menor.
  • Relación coital, vaginal o anal completa.

Comportamientos sexuales sin contacto directo:

  • Mostrar material pornográfico a un menor.
  • Exhibir los genitales delante de un menor.
  • Pedir a un menor que interactúe sexualmente con otro.
  • Seducir a un menor a través de Internet para propósitos sexuales.
  • Fotografiar a un menor en posiciones sexuales.
  • Exponer al menor a ver actos sexuales de adultos.
  • Observar al menor desnudo.

 

¿Qué consecuencias puede tener el abuso sexual infantil?

Las consecuencias del abuso sexual infantil son muy variadas y pueden afectar a las diferentes esferas de la vida de la persona que lo sufre. Los niños y niñas que han sufrido abuso – según destaca el informe del Estado Mundial de la Infancia 2007– suelen sufrir daños físicos y psicológicos a corto y largo plazo, que afectan su capacidad de aprender y de relacionarse socialmente. Junto a los graves problemas en el ajuste sexual, destacan también trastornos disociativos de la personalidad que originan problemas sociales.

 

Es importante tener en cuenta que la gravedad de las secuelas depende de diferentes variables: la frecuencia y duración del abuso, el empleo de fuerza y amenazas, la intensidad del abuso, la relación entre la víctima y el agresor, la reacción de los familiares ante esta situación y las estrategias de afrontamiento del menor.

 

Respecto a la edad, los niños muy pequeños (etapa preescolar) debido a que cuentan con un repertorio limitado de recursos psicológicos, pueden mostrar estrategias de negación y disociación. En los niños un poco mayores (etapa escolar) son más frecuentes los sentimientos de culpa y vergüenza. En la adolescencia el abuso presenta una especial gravedad, ya que el adolescente toma conciencia real del abuso y son frecuentes conductas como huir de casa, abuso de alcohol y drogas, incluso el intento de suicidio y conductas delictivas. En función del género de las víctimas de abusos sexuales, la niñas tienden a presentar reacciones ansioso-depresivas y los niños fracaso escolar, dificultades de socialización y comportamientos sexuales agresivos (Sanmartín, 1999).

 

Los diferentes estudios realizados que han examinado las consecuencias a largo plazo del abuso sexual infantil (a pesar de que se señalan numerosas dificultades psicológicas, conductuales y sociales en la edad adulta, que varían desde la depresión y baja autoestima hasta el abuso de substancias y los trastornos de personalidad) no tenemos evidencia de la existencia de un grupo consistente de síntomas que se puedan considerar como un “síndrome post abuso”, y ciertamente no todas las víctimas de abuso infantil muestran un daño significativo posterior (Rind, Tromovich y Bauserman, 1998).

 

¿Con qué frecuencia ocurren los abusos sexuales a menores?

Hoy sabemos que el abuso sexual infantil es uno de los maltratos más difíciles de detectar y uno de los problemas más graves y silenciados de nuestro tiempo. Según estudios realizados, en España, 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños podría ser víctima de abuso sexual antes de cumplir los 18 años. Reconocemos que en México el número podría ser aún mayor y alarmante; sin embargo, no contamos con estudios confiables sobreexactamente cuántos niños y niñas sufren de abuso sexual infantil.

 

Cabe recalcar que sólo 1 de cada 10 menores víctimas de abuso sexual infantil lo revela en el momento que ocurre y, en muchas ocasiones, aunque la familia conoce el hecho, no siempre sale a la luz. Esto nos muestra la gran dificultad a la hora de detectar las situaciones de abuso. De ahí la urgente necesidad de concienciar y sensibilizar a la población adulta y de dotar a los más pequeños de las herramientas y habilidades para defenderse de estos abusos, a través de programas de prevención como es esta guía didáctica basada en el cuento de Isabel Olid, “¡Estela, grita muy fuerte!”.

 

¿Quién puede ser víctima de abuso sexual infantil?

Cualquier niño o niña de cualquier edad y de cualquier clase social puede ser víctima de abuso sexual. No obstante, los niños y niñas con discapacidad son más vulnerables a sufrir cualquier tipo de abuso debido a sus circunstancias de mayor dependencia de otros adultos.

 

Según varios estudios, la franja de edad de los 8 a los 12 años, se ha considerado la de más riesgo y es en la que se producen la mayor parte de abusos sexuales.

 

¿Quién puede ser el agresor o agresora?

No existe un perfil que defina cómo es un abusador sexual. Lo que sabemos es que la mayoría de los abusadores sexuales son personas cercanas al menor y hombres de mediana edad, pero no debemos olvidar que se estima que un 13 ó 14 % son mujeres.

 

Según diferentes estudios se ha encontrado que entre el 20% de los agresores son otros menores, de hecho se ha visto que el 50% de los abusadores adultos cometieron su primer abuso antes de la mayoría de edad.

 

Es importante tener en cuenta, que el abusador sexual suele ser una persona que está integrada en la sociedad y es consciente del delito que está cometiendo o que ha cometido.

 

¿Cuáles son los indicadores del abuso sexual en un menor?

Detectar a un menor que ha sido o está siendo víctima de abuso es el primer gran paso y, hay que decir, que los abusos sexuales no son en general, fáciles de detectar. La sospecha o la detección se hace a menudo sobre la base de las características de comportamiento del niño, ya que, los indicadores físicos, se encuentran sólo en un 25% de los casos. (Pere Font, Curso Especialista Universitario de Abuso Sexual Infantil, 2009).

 

Indicadores físicos de abusos sexuales

  • Dificultad para caminar o sentarse.
  • Dolor, hinchazón o picazón en la zona genital.
  • Enfermedades transmitidas sexualmente.
  • Contusiones, laceraciones o sangramiento en los genitales externos, la vagina o área anal.
  • Embarazo no deseado, la paternidad del cual no queda muy clara.

 

En cuanto a los indicadores a nivel psicológico y conductual que puede mostrar un niño o niña víctima de abuso sexual citamos los siguientes

  • Juego sexual no apropiado para la edad.
  • Dibujos de naturaleza sexual.
  • Masturbación compulsiva.
  • Comportamiento seductivo manifiesto.
  • Comportamiento regresivo en niños pequeños (mojan la cama, se chupan el dedo, etc.).
  • Miedos repentinos o fobias (miedo a la oscuridad, a los hombres, etc.).
  • Fugas del hogar.
  • Conductas autodestructivas.
  • Desconfianza extrema.
  • Cambio inusual en el rendimiento escolar.
  • Cambios notorios en la personalidad (depresión, ira, hostilidad, agresión).
  • Abuso de drogas o alcohol.
  • Ideas e intentos suicidas.
  • Promiscuidad y/o prostitución.
  • Rechazo a la propia sexualidad y al sexo.

 

La presencia combinada de alguno de los siguientes aspectos, debería hacer sospechar, en buena medida, de un abuso sexual

  • Poco interés en participar en algunas actividades físicas, o resistencia a cambiarse de ropa.
  • Negación a mostrar su cuerpo en las duchas, etc.
  • Rechazo extraordinario a tratar temas con contenido sexual.
  • Afectaciones emocionales importantes.
  • Miedo a los padres o a volver a casa. Miedo a las vacaciones.
  • Miedo inusual a un examen médico.
  • Trastornos del sueño e inquietud inusual.
  • Actitud ausente, conducta anormalmente infantil.
  • Comportamiento y concepciones sexuales extrañas, sofisticadas o inhabituales (sexualización de la conducta).
  • Expresiones o comportamientos sexuales “adultos” en dibujos o juegos.
  • Conducta excesivamente seductora. Ostentación sexual.
  • Búsqueda constante de la protección de los adultos, incluso a través de la agresividad y el conflicto.

Cabe señalar que la mayoría de los indicadores presentados no son exclusivos de abuso sexual, ya que pueden deberse a otras circunstancias de la vida del menor. No deben considerarse de manera aislada, pero la aparición conjunta de varios indicadores y su aparición de forma repentina nos debe poner en alerta. (Pere Font, Curso Especialista Universitario de Abuso Sexual Infantil, 2009).

 

¿Cómo podemos prevenir los abusos sexuales a menores?

La prevención de los abusos sexuales y de los malos tratos es responsabilidad de la comunidad en su conjunto. Los profesionales de la salud, el trabajo social, de la seguridad y muy especialmente de la educación pueden desarrollar estrategias preventivas. Aunque padres y madres, como principales educadores de sus hijos, deben ser también los protagonistas en lo que a prevención se refiere.

 

Los programas preventivos de los abusos sexuales deben dirigirse a los niños y niñas, a los padres y madres y a todos los profesionales que tratan con niños, ya sea en el ámbito educativo, de la salud, etc.

 

Los programas dirigidos a niños y niñas tienen como objetivo dotarles de las herramientas y habilidades necesarias para evitar situaciones de maltrato infantil o abusos sexuales y que sean capaces de comunicarlo o de pedir ayuda y en casos de abusos que no se han podido evitar, que sean capaces de comunicarlo. Básicamente se pretende (Johnson, 1994):

 

  • Ayudar a los niños y niñas a identificar las señales de alarma.
  • Discriminar entre diversas conductas (etiquetadas como buenas, malas, confusas).
  • Potenciar su derecho a rechazar contactos no deseados.
  • Fomentar la búsqueda de ayuda a través de adultos de confianza.
  • Evitar el compromiso de guardar secretos.
  • Evitar los sentimientos de culpa si han sido víctimas de abusos.

Es importante señalar que en estos programas preventivos se ha de tener en cuenta que los niños y niñas, especialmente los adolescentes varones, también pueden ser agresores.

 

Como padres y madres es importante la creación de un ambiente en donde la comunicación y el respeto de los miembros de la familia sea la base. Será necesario afrontar la sexualidad con naturalidad, sin pudor, sin miedo, sin fingir y sin prisas; hablando de ella entre padres e hijos. La buena comunicación entre un padre y un hijo puede disminuir la vulnerabilidad del menor frente al abuso sexual y aumentar la posibilidad de que el menor tenga confianza para contarlo en caso de que esto ocurra. Debemos hablar sobre su propio cuerpo, sobre qué es el abuso y, cuando sea apropiado, de acuerdo a su edad, hablar de sexo con naturalidad. Es importante dar ejemplo con el cuidado de su cuerpo y enseñar a los niños cómo cuidar el suyo, fomentando la autoestima y el respeto hacia uno mismo y hacia los demás.

 

Para llevar a cabo la tarea de prevención, es aconsejable que madres y padres sean orientados por profesionales preparados que les ayuden a potenciar habilidades de protección y cuidado de sus hijos.

© COPYRIGHT EDITORIAL FINEO

 

A Estela le gustan muchas cosas. Cuando se baña en la tina, le gusta jugar con el agua e imaginarse que es un delfín; le fascina el espagueti con queso de su abuela y también le gusta figurarse que su pelo, oscuro y larguísimo, es un vestido mágico que la protege del mundo y la hace invencible.

Hasta hace poco también le gustaba jugar con su tío Anselmo, pero últimamente la lleva al cuarto y le hace cosas que a ella no le gustan nada. Conchita, la maestra de Estela, le enseñó un truco maravilloso para cuando pase algo que no le guste o alguien quiera hacerle daño: “¡Estela, grita muy fuerte!”

 

 

¡COMPRALO YA!

 

 

Venta en MÉXICO

Gandhi

El programa "Grita muy fuerte" consta de:

 

CURSO DE FORMACIÓN DIRIGIDO A PROFESORES Y DIRECTIVOS DE ESCUELAS.

La violencia en el proceso educativo: Criterios de calidad para los programas escolares de prevención e intervención de la violencia. 30 horas más lecturas. Acreditación SEP. PREVIOLEM.

 

PROGRAMA ESCOLAR DE PREVENCIÓN DE MALTRATO Y ABUSO INFANTIL DIRIGIDO A NIÑOS.

El cuento "¡Estela, grita muy fuerte!" y sesiones de cuentacuentos.

 

CHARLAS DE SENSIBILIZACIÓN DIRIGIDAS A PARA PADRES Y MADRES DE FAMILIA.

El cuadernillo "Acciones para proteger a nuestros niños y niñas"

 

GUÍA DIDÁCTICA PARA TRABAJAR LOS CONTENIDOS DEL CUENTO DIRIGIDO A PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN.

En la guía didáctica presentamos ideas, sugerencias, notas e información que orientarán al profesional en la utilización del cuento e introducción del programa. Sin embargo, las adaptaciones o modificaciones por parte del profesional a su contexto específico, no sólo son válidas sino deseables, ya que se deben considerar las características del grupo con el cual se trabaja.

 

Es importante mencionar que "¡Estela, grita muy fuerte!" es un cuento preventivo. Los niños y niñas que no han tenido experiencias de abuso -o a quienes nunca se les ha hablado sobre prevención y protección- no identifican el abuso como tal. Hemos observado que los niños y niñas ajenos al tema de abuso sexual sienten los tres momentos que dañan a Estela como peligrosos:

 

1) cuando la madre le estira del pelo al peinarla;

2) cuando su amiga la pellizca o

3) cuando su tío Anselmo "le pide que se quite la ropa y le hace cosquillas desagradables.

 

Todos los niños reconocen los niveles de gravedad en los peligros que pueden enfrentar.

 

Siga la guía, las actividades y los juegos.

 

estela grita muy fuerte maestros mexico

Guía para los niños y niñas

Explique a los niños que tendrán una clase muy importante porque leerán un cuento y cuando escuchamos un cuento podemos jugar con la imaginación. Dígales que el cuento se llama “¡Estela, grita muy fuerte!”, que la protagonista es una niña de su edad, llamada Estela, a quien le han sucedido algunas cosas; que tal vez las cosas ocurridas a Estela se parezcan en algo a algunas cosas que les han sucedido a ellos (o a alguien que conocen). Cuidadosamente incite a los niños a participar, contando situaciones o momentos que recuerden y se parezcan a la historia de Estela.

 

Previo a la lectura del cuento, indague sobre los sentimientos y conocimientos que los niños y niñas tienen en torno al maltrato infantil. Una vez que tenga la primera evaluación, dé paso a la lectura del cuento e inicie las sesiones de actividades y juegos. Recomendamos una actividad por día, realizando diariamente anotaciones pertinentes y necesarias para la evaluación final. Para conocer la eficacia del programa recomendamos, pasados quince días de la primera actividad, repetir la evaluación inicial. Compare la primera y la última evaluación.

 

Objetivo

Evaluar la motivación de los niños y conocer los sentimientos y conocimientos que tienen sobre el tema de abuso y maltrato infantil.

 

Antes de la lectura, muéstreles la portada y haga preguntas como: ¿Qué creen que le haya pasado a Estela que está molesta?, ¿Por qué se imaginan que Estela grita con tanta fuerza?

 

Presente a los niños dos situaciones distintas

  • Tu abuela te lleva un pastel el día de tu cumpleaños y te pide que le des un beso y un abrazo, ¿se lo darías? , ¿por qué?
  • En el parque, un desconocido se acerca y te pide que le ayudes a buscar el perrito que acaba de perder, ¿le ayudarías?, ¿a quién se lo contarías?, ¿por qué?

 

A partir de estas situaciones, y utilizando la comparación entre ambas, comente y profundice con los niños los siguientes puntos

  • Diferenciar a las personas que queremos y a quienes no conocemos.
  • Identificar las situaciones de riesgo. Los niños no deben ayudar a un adulto que no conocen, simplemente porque pide ayuda. Deben acudir a sus padres para poder ayudar a alguien.
  • A quiénes damos besos y abrazos y por qué.
  • Diferenciar las muestras de cariño: caricias sin pedir nada a cambio, caricias que no nos molestan y que nos hacen sentir muy felices. Muestras de cariño y acciones que no nos gustan y nos hacen sentir mal.
  • Aprender a pedir ayuda cuando una acción nos molesta.
  • Ayudar a otras personas cuando lo necesiten pero, sobre todo, reconocer en qué momentos no debemos ayudar.

 

No se debe extender demasiado, se trata de guiar a los pequeños para iniciarlos en la temática del auto-cuidado. Las sesiones siguientes nos servirán para profundizar en cada tema.

 

Se trata de una lluvia de ideas sobre los momentos en los que ellos han gritado, invitándolos también a hablar de las cosas que les molestan.

 

Explique que gritar es una forma excelente de pedir ayuda y busque con ellos, entre todos, otras formas de hacerlo. También haga referencia a cuándo no se debe gritar porque es molesto.

 

Empiece a leer el cuento en voz alta, descubriendo las ilustraciones.

Guía para los padres de familia o cuidadores

En la medida de lo posible, sugerimos, previo al programa, se charle con los familiares encargados del cuidado de los niños, para informarles y explicarles el trabajo que se va a desarrollar. En este sentido, como recurso de apoyo, incluimos en material PDF la guía “7 pasos para proteger a nuestros niños”, de contenido sencillo, que servirá para apoyar este acercamiento y aproximación del tema con las familias.

Unidad 1 – Los secretos

Objetivos:

  • Enseñar a los niños a identificar situaciones de riesgo: personas desconocidas, actividades a escondidas, actividades desagradables que no quieran hacer y se les fuerza a hacerlas.
  • Ayudar a los niños y niñas a diferenciar entre los secretos que se pueden guardar (secretos sí) y los secretos que se deben contar (secretos no), ya que éstos implican algún daño o molestia para uno mismo o para los demás.
  • Mostrar y guiar a los niños y niñas para saber cómo actuar cuando alguien les cuenta un secreto que deberían contar (secreto no).

 

Unidad 2 – Pedir ayuda

Antes de comenzar la sesión preguntaremos a los niños y niñas sobre lo que hablaron con sus padres o cuidadores.

Objetivos:

  • Fomentar que los niños y niñas se ayuden mutuamente y que se den cuenta de lo importante que es ayudarse unos a otros.
  • Guiar a los niños y niñas para que identifiquen a los adultos de confianza y fomentar que les pidan ayuda cuando lo necesiten.

 

Unidad 3 – Los niños y niñas no son culpables

Objetivos:

  • Conseguir que los niños y niñas tengan claro, que ante una situación de abuso, ELLOS/AS NUNCA SON CULPABLES.
  • Lograr que los niños y niñas comprendan que la responsabilidad del abuso es siempre del agresor.
  • Ampliar los conocimientos de los niños y niñas sobre el tipo de estrategias que utilizan los agresores para que accedan al abuso y sientan que son agresores los responsables.

 

Unidad 4 – Decir No

Objetivos:

  • Enseñar a los niños y niñas a decir “no” ante situaciones que les disgusten o les hagan daño a ellos mismos o a otros.
  • Enseñar a los niños y niñas a que identifiquen diferentes maneras para mostrar a los demás sus sentimientos ante diferentes situaciones, en especial si se trata de situaciones dañinas para ellos mismos o para los demás.

Juego 1: El semaforo de las ideas

  • Aprender a identificar la diferencia entre un regalo bueno y uno malo (soborno).

Juego 2: Hagamos un cuento

  • Aprender a reconocer situaciones de peligro.
  • Concienciar a los padres o cuidadores en el tema de abuso sexual infantil y alertarlos sobre la importancia de prevenir a los niños ante este posible hecho.

Juego 3: Dibujando puedo expresarme

  • Aprender a expresar sus sentimientos a través del dibujo.
  • Involucrar a los padres o cuidadores para que conozcan otras formas de identificar los sentimientos de los niños y niñas.

Juego 4: Si quiero, no quiero

  • Conocer su imagen corporal e identificar las zonas donde no deben ser tocados.
  • Entender que nadie puede obligarlos a recibir caricias, besos o abrazos.
  • Involucrar a los padres en la identificación de señales de alerta de abuso sexual infantil y sobre la importancia de mantener comunicación con los niños.

Organismos para denuncia o consulta en caso de maltrato o abuso sexual infantil

Islas Baleares

Fiscalía de Menores

c/Travessera d’en Ballester, 20. Edif. Sa Gerreria, Palma
971 219 443


Juzgados de Guardia
Avda. Alemania, 5, Palma
971 718 224/ 971 718 745

 

Policía Nacional

Servicio de Atención a la Familia (SAF)
971 225 263

 

Policía Urgencias 091

Guardia Civil

Equipo Mujer Menor (EMUME)
971 774 100 Ext. 251

 

Guardia Civil Urgencias 062

Oficina de Defensa de los Derechos del Menor- ODDM

Govern de les Illes Balears Plaça Drassana, 4, Palma 971 784 286
www.oddm.caib.es

 

Dirección General de Menores y Familia Govern de les Illes Balears

c/ de Sant Joan de la Salle, 4 b, Palma
971 177 400

 

Oficina de Ayuda a Víctimas de Delito Palma OAV Juzgados

Avda. vía de Alemania, 5 -2º planta, P
971 714 668/ 971 722 797

 

Oficina de Ayuda a Víctimas de Delito Inca

Juzgados, c/ de la Puresa, 72, Inca
971 884 163

 

Oficina de Ayuda a Víctimas de Delito Manacor Colegio de Abogados

c/de Muntaner, 11, Manacor
971 847 360

 

Oficina de Ayuda a Víctimas de Delito Calvià

c/de Alacant, 36, Polígono Son Bugadellas, Calvià
971 134 291/ 971 003 300

 

Oficina de Ayuda a Víctimas de Delito Muro

Avda. De la Albufera, 33, Platja de Muro
971 891 664

 

Servicios Sociales. Ayuntamiento de Calvià

c/ Julià Bujosa Sans, batle, 1, Calvià
971 139 100

 

Servicios Sociales. Ayuntamiento de Manacor

c/Major, 23, Manacor
971 849 100

Organismos para denuncia o consulta en caso de maltrato o abuso sexual infantil

Ciudad de México

Instituto nacional de las mujeres

c/ Alfonso Esparza Oteo 119. Colonia Guadalupe inn. Delegación Álvaro Obregón. cp. 01020. México, d.f. 
Llamada sin costo 01 800 0 911 466
Teléfono en el distrito federal 53 22 42 00

 

Procuraduría de la defensa del menor y la familia. servicio de atención a la familia (dif)

Linea para resolver dudas sobre vih/sida centro de información de educación sexual 5627-7090 01 800 317-0500 ayudatel 574-1373

Centro de terapia de apoyo a víctimas de delitos sexuales

Pestalozzi no. 1115 esq. eje 6 sur
col. del valle cuota: gratuito fax 5575-5003
del. Benito Juárez c.p.03100 horario: lunes a viernes de 09:00 a 19:00 hrs.
metro división del norte. 
teléfonos 5200-9632 al 36.

 

Fiscalía central de investigación para delitos sexuales

Fiscal central Juan Carlos Reyes Navarro (pgjdf) servicios: 5346-8102
gral. gabriel hernández 56 1er piso esq. Fray Servando 5346-8103
col. doctores cuota: gratuito fax 5346-8202
del. cuauhtémoc c.p.06720 horario: 365 días del año
correo e.sexuales@pgjdf.gob.mx

 

Asociación mexicana contra la violencia a la mujer a. c.

tel. 5440-1342
Astrónomo 66 esq. Viaducto Atenor Salas no. 113 depto. 3 servicios: 5696-3498
col. Escandón col. Narvarte fax 5276-0085
del. Miguel Hidalgo c.p. 11800

 

Asociación para el desarrollo integral de personas violadas, a. c.

fax 5543-4700
pitágoras no. 842 col. narvarte
del. benito juárez

 

Agencia del ministerio público especializada en violencia intrafamiliar y sexual, se encuentran en varias direcciones:

Atlacomulco 01 55) 5822 1675 ó 5822 0254 (01 712) 122 5941 fax 122 3363/ Chimalhuacán (01 55) 5852 4021 fax 5853 7375/ Cuautitlán Izcalli (01 55)5873 2110 y 5881 2413 ext. 112/ Cuacutitlán México (01 722) 280 3166/ Diforama Toluca Ecatepec (01 55) 5882 1070 fax 5882 5876/ Metepec (01 55) 5565 3607/Naucalpan (01 55) 5888 1162 ext17 5888 1894 y 5888 1896

 

Agencia especializada en delitos sexuales

Amberes no. 54 5345 5399
col. Juárez 5346 8106
del. Cuauhtémoc (a tres cuadras del metro insurgentes)

 

Centro de atención a la violencia intrafamiliar procuraduría general de justicia del d. f.

5345-5224. fax 5345-5242
Gral. Gabriel Hernández no. 56 planta baja esq. río de la loza col.doctores (a dos cuadras del metro Balderas) cuota: gratuito
del. Cuauhtémoc c.p.06720. delitos sexuales 5346-8110 24 al 30
adelgadillo@pgjdf.gob.mx – cavi@pgjdf.gob.mx

 

Clínica para la atención y prevención de la violencia

5659-0466. 5659-1887
cerro del agua no. 241 altos
col. Copilco universidad
del. Coyoacán

 

Programa de atención a victimas y sobrevivientes de agresión sexual

tel. 5622-2254
5622-2253

 

Facultad de psicología servicios

Av. universidad no. 3004 edif. c sótano
col. Copilco
circuito exterior cd. universitaria

 

Centro de atención psicológica y legal para la familia, ac.

Huichapan no. 8
col. hipódromo condesa
del. cuauhtémoc c.p. 06170
5211-3294

 

Atención a la violencia intrafamiliar y sexual

Asociación de sobrevivientes de abuso sexual, a.c.
dr. durán no. 4 despacho 214 fax 5578-9197
col. doctores 5584-1159
del. cuauhtémoc
5574-9070

San Pedro

Centro de Atención Psicológica (CAP)

Secretaría de Desarrollo Social y Humano.
FRANCISCO VILLA 113 JESUS M. GARZA SAN PEDRO GARZA GARCIA
Teléfonos: 82425022, 82425023, 82425024.

Manifiesto contra el silencio sobre el abuso sexual infantil

Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el reconocimiento de la dignidad inherente a todos los miembros de la familia y sus derechos iguales e inalienables constituye el fundamento de la libertad, la justicia y la paz en el mundo. Los Derechos Humanos son universales, indivisibles e interdependientes. La Declaración Universal de los Derechos de la Infancia establece, además, que todos los niños tienen derecho a desarrollarse de forma saludable y digna.

 

Los estudios de la OMS y otras organizaciones como Unicef aportan cifras alarmantes sobre la incidencia de abusos sexuales a menores: hay millones de niños en el mundo que no gozan de estos derechos. Hoy, casi tres millones de niños son sometidos a la prostitución forzada, y, según estudios, el 80% de ellos han sufrido abuso psicológico o físico dentro de sus familias.

 

Dados estos hechos, presentamos aquí a la sociedad este Manifiesto "Contra el Silencio sobre el abuso sexual infantil". Como personas decididas a hacer algo por cambiar esta dura realidad y garantizar la dignidad y la salud de los niños, exigimos.

 

  • Que cada estado impulse y respete políticas educativas dirigidas a fortalecer la promoción y la protección de los derechos humanos en los niños, promulgando leyes claras y justas que protejan a los menores de los abusos sexuales y que se garantice, en todos los casos, el interés superior del menor como prioridad, asumiendo su tutela si fuese necesario.
  • Que las autoridades competentes ofrezcan a las Asociaciones que combaten el abuso sexual a menores (como Save the Children, Fundació Vicky Bernadet, ASAPMI, A.S.I. NO, Global Humanitaria, PROTECT, entre otras) los recursos necesarios para continuar con su labor.

  • Que dichas Asociaciones busquen espacios de comunicación para coordinarse y ser más efectivas en su labor.

  • Que los medios de comunicación traten abiertamente, con claridad y sin frivolidad ni sensacionalismo, el tema de los abusos sexuales a menores.

  • Que los docentes y demás profesionales que trabajan con niños se informen y capaciten sobre las medidas de prevención y los mecanismos de detección de abusos.

  • Que todas las personas que conozcan casos de abusos sexuales a menores los denuncien.

Quienes firmamos este Manifiesto, apelamos a la valentía para defender la integridad física y espiritual de la infancia desde el seno familiar, y su soberanía moral. Pedimos el rechazo absoluto y la denuncia enfática de cualquier pederasta.

 

 

La evaluación del programa irá en dos sentidos

Una evaluación dirigida a los niños y niñas. Los maestros o profesionales evaluarán si los pequeños reconocen situaciones de riesgo con los niños y saben actuar ante ellas; es decir, si el programa ha cumplido su objetivo.

 

Una evaluación dirigida a los maestros o profesionales sobre el programa mismo.

Actividades de evaluación para los niños y niñas

Los niños y niñas entre 8 y 10 años (ambos inclusive) deberán contestar el cuestionario anexo de manera individual y por escrito.

 

Después de contestar el cuestionario, los niños y niñas en compañía del adulto a cargo, deberán comentar sobre de las actividades que realizaron y los conocimientos que adquirieron. Haga anotaciones importantes o pertinentes durante el diálogo infantil.

 

A los niños y niñas de 6 y 7 años se les pedirá que dibujen una situación que les gusta y otra situación que les disgusta en la que pedirían ayuda a una persona mayor.

Actividades para los educadores

En esta hoja los profesionales que han realizado las actividades podrán indicarnos cuáles son los aspectos positivos o negativos del programa, qué consideran que se podría mejorar, sugerencias, etc.

 

IMPORTANTE

 

En España envíe a la Asociación RANA (cuenta de correo electrónico info@asociacionrana.org) una copia de las evaluaciones. Envíe los dibujos del grupo de 6 y 7 años, el cuestionario de los niños de 8 a 10 años así como la hoja de opinión.

En México envíe sus comentarios y evaluaciones a la asociación de Fomento a la Lectura y la Cultura Se@mos (en el blog para educadores)

 

Esta información es de gran utilidad para mejorar este programa.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quienes han participado en este proyecto? 

En el inicio la Editorial Fineo y la Asociación RANA-Red de Ayuda a Niños Abusados se unieron para llevar a cabo hemos desarrollado el programa escolar de prevención del maltrato y abuso infantil "Grita muy fuerte".

Cada día se suman más instituciones que permiten llevar este programa a las escuelas primarias de América y Europa.

En México

La Secretaría de Educación Pública (Subsecretaría de Desarrollo Magisterial, Centros de Capacitación del Magisterio, PREVIOLEM: Prevención de la violencia SEP, Dirección de Formación Continua de Maestros en Servicio y Materiales Educativos);
La Dirección de Educación del Municipio de San Pedro.
Desarrollo Integral de a Familia.
La Procuraduría Gral. de Justicia, Ayuntamiento de Palma de Mallorca;
Centro de Atención Psicológica (CAP San Pedro)

En España

Govern de les Illes Balears (Conselleria d´Afers Socials, Promoció i Immigració. Direcció General de Menors i Família)
Área de Educación, Igualdad y derechos Cívicos del Ayto. de Palma(Pacte Palma contra la Violència de Gènere)
Asociación RANA (Red de Ayuda a Niños Abusados)
Ministerio de Igualdad de España.

En Chile

Ministerio de Educación (Programa CRA)
Editorial Tajamar.

En Estados Unidos

Family Health Centers of San Francsico (Community Education & Outreach Services);
Invitamos a educadores, padres, madres y ciudadanos a implementar el programa "Grita muy fuerte".